jueves, 12 de junio de 2008

Oro y plata, tesoros de Japón



Después de muchos años tuve la oportunidad de volver a visitar Kyoto. Fue un viaje increíble, primero por la compañía: mi novia; después porque visité dos lugares que me encantaron, el templo es oro (Kinkakuji) y el de plata (Ginkakuji). A pesar de lo ostentoso que pueda parecer el primero, su lago lo hace parecer un poco más humilde, dando la impresión de que tanto dorado no puede ser bello sin la naturaleza que lo rodea. El templo de plata, mucho más sobrio parece fundirse perfectamente con los jardines que le rodean. Por estos dos lugares y muchos otros más, Kyoto es un lugar que debe visitarse cuando se viaja a Japón.

2 comentarios:

rohit dijo...

hiiiiiiiiiiiiiiiii

you are fantastic!!!

a kiss for you, my dear friend!

god bless u dear

can we exchange our link

r u ready to do?

enrique ponce mendoza dijo...

querido amigo, espero algún día llegar a estas hermosas tierras. que lindos se ven tú y tu novia.

ciao